Al fin vi a Cristo como mi Salvador y creí en El y le entregué todo mi ser a Él. Toda carga se fue y el gran amor de Cristo llenó mi alma. Esto fue hace mas de 50 años. Yo amé a Jesucristo entonces, pero yo lo amé más al siguiente año, y más un año después, y más cada año desde entonces.”

george_muller

Jorge Muller (1805-1898)

Nacido en Prusia, Alemania en el 1805, Jorge Muller empezó a correr lejos de Dios al principio de su vida. A la edad de 10 años ya había hecho un plan para estafar al gobierno con un dinero que se le había encargado a su padre. Jorge pasó sus días de escuela en inmoralidad y bebida. Él pasó incluso tiempo en la cárcel a la edad de 16 años por no pagar sus cuentas a tiempo. La Universidad donde Jorge asistía tenía más de 900 estudiantes de Teología, pero Jorge decía que ni siquiera 9 de ellos temía realmente a Dios. El continuaba sus hábitos pecaminosos durante su tiempo en la Universidad hasta que finalmente a la edad de 20 años la carga de sus pecados fue demasiado pesada y recibió a Cristo como único y suficiente Salvador.

Poco tiempo después, el se comprometió a servir en el ministerio evangelístico a tiempo completo. Cuando Muller tenía 25 años, se fue a Teignmouth, Inglaterra con su nueva esposa, Mary, a pastorear una pequeña iglesia. Él rehusó recibir un pequeño salario cuando se enteró que este iba a ser pagado rentando la iglesia indebidamente. ¡Desde entonces decidió vivir por Fe! Muller se mudó a Bristol, Inglaterra en el año 1832 para ser Pastor de otra iglesia. Allí empezó su famoso trabajo con los niños huérfanos cuando dos pequeños fueron abandonados al cuidado de la iglesia. Muller tenía muy poquito dinero a su nombre cuando empezó el orfanatorio, pero a través de 60 años Dios le envió mas de $7, 500, 000 para proveer sus necesidades y la de los niños. Varios edificios fueron construidos o comprados, personal fue contratado, y cientos de niños nunca les faltó que comer. Muchas veces oraciones fueron hechas en platos vacíos sólo para recibir la comida por algún medio al terminar la oración. Muller resolvió nunca decirle a nadie cuáles eran sus necesidades. El se las decía solamente a Dios y esperaba confiadamente que Dios las iba a proveer.

Durante su vida, Muller estableció 117 escuelas, las cuales educaron a mas de 120,000 jóvenes y huérfanos. El hermano Muller fue pastor de la iglesia de Bethesda en Bristol, Inglaterra. La iglesia tenia aproximadamente 2,000 miembros al momento de su muerte. Spurgeon decía de Muller, “De las flores del vocabulario él no tiene ninguna, y nosotros pensamos que éstas a él no le interesan, pero del pan del cielo él tiene en abundancia”.

institutobiblico_img1

INSTITUTO BÍBLICO GEORGE MULLER

En el año 2000 el hermano y anciano de la asamblea de Long Beach, Long Island, Jacinto Cornejo, sintió la inquietud de tener en New York un lugar adecuado en el cual los creyentes pudieran aumentar sus conocimientos bíblicos, a fin de dar mayor servicio al Señor y a las iglesias locales en un ambiente claramente identificado con las normas y principios escriturales de nuestras asambleas.

El hermano Cornejo comunicó a los hermanos Luis de la Rosa y Elizardo Jimenez (Ambos ya con el Señor), ancianos de Templo Bíblico Calle 126 y Avenida Amsterdam acerca del proyecto por lo muy conveniente de la ubicación de esta asamblea, y el espacio disponible en el local. Al hermano De La Rosa y al hermano Jimenez les pareció una maravillosa idea y comenzaron a orar por el proyecto.

Para el proyecto no se necesitaba solamente el local y su reconstrucción, sino también quien estuviera capacitado con la sana doctrina y el conocimiento necesario para esta ardua tarea. El hermano Cornejo acudió al hermano Roberto Ochoa, maestro y misionero en Argentina, a quien le gustó la idea, pero por la distancia y la obra misionera de la cual está a cargo no pudo trabajar en este proyecto. Luego acudió al maestro y teólogo Carlos Morris, quien se encontraba viviendo en España, comunicándole la misma idea. Pero la distancia y el ministerio le impedían participar en este nuevo proyecto, aunque le agradó la idea.

Pasaron varios años orando y avanzando la reconstrucción no con mucha prisa. El hermano Cornejo se enteró de que Carlos Morris se retiraba e iba a ir a residir en Greenville, Carolina del Sur, Estadod Unidos. El hermano Cornejo habló por teléfono con el hermano Carlos Morrris, y conversaron acerca del instituto. El hermano Morris le dijo que le gustaba la idea, pero que necesitaba tener cuatro o cinco hermanos que le apoyaran en oración.  El hermano Cornejo llamó a los hermanos que el Señor le indicaba, de los cuales recibió la aprobación y el apoyo de las demás asambleas.

Los hermanos Carlos Morris y Roberto Ochoa ya para este tiempo habían iniciado varios institutos bíblicos. El Hermano Ochoa en México y Argentina, y el hermano Morris en España, todos con el nombre Instituto Bíblico George Muller. George Muller fué un gran misionero y hombre de fe que fundó una fructífera escuela de niños desamparados en los años 1800, en Inglaterra. Esta es la razón por la cual decidieron nombrar el instituto en New York igual, como sucursal de los demás.

En la actualidad existen 5 institutos del mismo nombre en Argentina, dirigidos por: Roberto Ochoa, Eduardo Catea, Daniel Asenjo, Pedro Fuentes y Guillermo Húngaro. En España, después de un tiempo de estar como director Carlos Morris quedó el hermano Manuel María Alemán comisionado por la obra Americana, el hermano Roberto Ochoa en México también y nuestro hermano Carlos Morris en New York.

Regístrese con nosotros!

Para mas información acerca de inscripción y requerimientos
para empezar, escribanos con su nombre, teléfono y dirección
en la forma siguiente:

0 Comentarios

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>